Como empresa especializada en la poda de palmeras en Valencia, queremos aprovechar esta entrada del blog para hablarte sobre la historia de este árbol milenario.

Las palmeras aparecen en la Tierra en el Cretáceo. Existen fósiles de aquella época. Cuando el hombre entra en escena, la adopta y la usa para su alimentación y su protección. Así, este árbol se va convirtiendo en un símbolo de vida y un elemento clave en las manifestaciones culturales y religiosas de todas las civilizaciones que las poseen.

En Mesopotamia, donde se localiza el jardín del Edén, la palmera fue el árbol del oráculo. La datilera se cultiva desde hace más de 5.000 años.

Como expertos en la poda de palmeras en Valencia, queremos informarte de que los fenicios fueron quienes dieron el nombre de Phoenix a la datilera. La leyenda egipcia, por su parte, se inspira en el culto a Heliópolis, donde la palmera y el pájaro están inmortalizados.

Otras manifestaciones de la palmera en la antigüedad las encontramos en algunas religiones. A Jesucristo, por ejemplo, se le recibió en Jerusalén con hojas de palmera. Además, la palma de esta planta se usa en muchas celebraciones judías.

En el siglo XIX, una tercera parte de la humanidad vivía gracias a las palmeras. Al ir desarrollándose la sociedad, los hombres buscaron la rentabilidad del patrimonio de la humanidad representado por los bosques primarios y destruyeron en algunos lugares hasta el 90% de los territorios naturales. Esto produjo la desaparición de algunas especies de palmeras, que fueron sustituidas por otras más rentables.

Contacta con Podavalti para pedirnos presupuesto.